Universidad Da Vinci de Guatemala

Justificación

El pensum académico de la Carrera de Médico y Cirujano es el resultado de diversos análisis realizados a los programas de las  carreras de medicina que se ofrecen a nivel nacional, las demandas de mercado de prospectos estudiantiles, posibilidad de reclusión de docentes y las demandas de necesidades de formación de talento humano para la salud, de las diversas instituciones empleadoras en salud pública, entidades autónomas, como de la iniciativa privada, así como la sistematización de la experiencia de las necesidades en salud del país de un grupo de profesionales de la medicina, con muchos años en el área.

En la República de Guatemala se presentan programas académicos rígidos para la formación en salud, todos basados en el plan de estudios de la Universidad Estatal, que no contemplan la diversidad de climas y microclimas del país, la diversidad cultural étnica, la distribución racial, la dificultad topográfica, ni los contextos epidemiológicos cambiantes de cada región.

Con lo cual el pensum predominante ofrece un producto en talento humano para la salud único de base biologísta, es decir que la mayoría de Facultades forman con programas muy similares y obtienen productos también similares, sin tomar en cuenta la región en la que funcionan y menos la epidemiología de la sociedad a la que van a servir.

Siendo que las demandas de servicios de salud y la prestación delos mismos,  aunque insuficientes han ganado en extensión y complejidad, los perfiles epidemiológicos requieren de análisis y respuestas específicas, que deberá ofrecer el talento humano formado con esta finalidad por las diferentes Facultades del País.

Se requiere que los profesionales formen competencias genéricas,  específicas y profesionales integradas, que le provea del conocimiento científico, la habilidad técnica profesional y la actitud proactiva hacia su sociedad, producto del conocimiento y manejo de la realidad nacional y de la atención primaria en todos los niveles del desarrollo de su profesión. 

Además del desempeño biológico para el manejo de la enfermedad y sus especialidades, se pueda proyectar socialmente de manera organizada y contribuir a la toma de decisiones y resolución de los problemas de salud y salubridad del país.

En este momento organismos internacionales como la OMS-OPS, ven con preocupación el modelo de formación predominante y definen con precisión las competencias que debe poseer un profesionalde la salud, para el diseño de un currículo que de valor a lo social y respuesta a lo biológico con procesos de formación flexibles que formen para contextos epidemiológicos específicos, con dominio de la investigación científica, de la innovación y que puedan gestionarse y vincularse en todos los estratos de la sociedad nacional e internacionalmente.